Problemas del lenguaje en niños con TDAH

En un meta-análisis que se acaba de publicar en la revista Journal of Child Psychology and Psychiatry, Korrel y otros autores analizan los problemas de lenguaje que presentan los niños que han sido diagnosticados de TDAH.

El los años 80 del siglo anterior varios estudios ya mostraron que los niños con TDAH tenían un riesgo bastante superior de presentar en el curso del desarrollo trastornos del lenguaje. Otros estudios, ya entrado el siglo actual, también han mostrado las mismas conclusiones. Sin embargo, entre los investigadores y los teóricos no existe un acuerdo sobre la exactitud de dichas investigaciones, ni tampoco sobre su alcance. Por ello Korrel y colaboradores han decidido realizar un meta-análisis de las publicaciones realizadas sobre el tema desde el año 1980 hasta la actualidad. Con este análisis pretenden: definir los tipos de problemas en el lenguaje que presenta esta población, y compararlos con los niños que tienen un desarrollo normotípico.

En su análisis ellos han llegado a las siguientes conclusiones:

  1. Los niños con TDAH muestran en general unas funciones del lenguaje deterioradas en el ámbito expresivo, receptivo y pragmático.
  2. Estas funciones son de peor calidad que las de los niños control.
  3. Otras medidas ya más particulares y específicas que se puede ver en el análisis, aunque con resultados no tan evidentes, son que tienen problemas con la estructura y la forma del lenguaje, y también dificultades para narrar experiencias.

La conclusión que extraen de su investigación es que los problemas del lenguaje son bastante habituales en los niños con TDAH, y que éstos deben considerarse como un componente básico de este trastorno. Por ello deben ser evaluados en cualquier trabajo diagnóstico con estos sujetos y debería considerarse parte del protocolo.

En el artículo no se plantean cuál puede ser la etiología precisa de esos trastornos, pero si que se hacen preguntas al respecto. La más interesante tal vez sería si estos niños presentan estos problemas a causa de una afectación real de los componentes puramente lingüísticos, o si más bien tiene que ver con otros problemas en el desarrollo de estos sujetos que pueden afectar al uso de las funciones ejecutivas, en particular la atención y la memoria de trabajo, y por ello repercutir en su lenguaje. La respuesta a esta pregunta permitirá enfocar correctamente el tratamiento de estos niños. En el primer caso se debería incluir un tratamiento más orientado hacia la mejora de esas habilidades lingüísticas. Sin embargo, si se trata de un problema en las funciones ejecutivas, el tratamiento debería estar enfocado hacia la mejora de dichas habilidades.

Los autores animan a que la investigación se oriente precisamente en buscar una pregunta a dicha cuestión, y creen que lo interesante sería hacerlo indagando cuáles son los substratos neurobiológicos del problema. Puesto que si existe una afectación en las áreas de producción y expresión del lenguaje estas se observaran afectadas. En cambio, si estas están sanas entonces se deberá ver que sucede con las que tienen que ver con las funciones ejecutivas.

Mientras no esté clara esta cuestión aconsejan evaluar ambas áreas en la clínica para el diagnóstico, y también orientar el tratamiento hacia la mejora de ambas competencias.

Fuente original

Korrel, H., Mueller, K. L., Silk, T., Anderson, V., & Sciberras, E. (2017). Research Review: Language problems in children with Attention-Deficit Hyperactivity Disorder – a systematic meta-analytic review. Journal of Child Psychology and Psychiatry, 58(6), 640–654. https://doi.org/10.1111/jcpp.12688

Etiquetado con

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 78 = 85